Tags:

BEIRUT.- Una enorme explosión sacudió el martes el centro de Beirut, destruyendo gran parte del puerto, dañando edificios, y rompiendo ventanas y puertas mientras una enorme nube de humo en forma de hongo se elevaba sobre la ciudad. Más de 70 personas fallecieron y por lo menos 3.000 resultaron heridas, informaron las autoridades, que añadieron que hay cuerpos enterrados bajo los escombros.

La explosión golpeó con la fuerza de un sismo de magnitud 3,5, de acuerdo con el centro de geociencia alemán GFZ, y se escuchó en sitios tan lejanos como Chipre, que está ubicado al otro lado del mar Mediterráneo.

La repentina devastación abrumó a un país que ya lidiaba con la pandemia de coronavirus y con una crisis económica. Horas después de la explosión, las ambulancias seguían trasladando a los heridos. Los hospitales de Beirut rápidamente excedieron su capacidad y pidieron suministros de sangre y generadores para seguir funcionando.

En varias cuadras a la redonda del puerto, donde ocurrió la explosión, residentes bañados en sangre se tambaleaban por las calles llenas de automóviles volcados y cubiertas con escombros de los edificios destrozados. A kilómetros de distancia, las ventanas y puertas quedaron hechas pedazos. Los helicópteros del ejército ayudaban a combatir los incendios en el puerto.