Tags:

ALEMANIA.- Un helicóptero de color amarillo brillante se elevó el viernes hacia el cielo azul para transportar a un paciente con COVID-19 desde Holanda a una unidad alemana de cuidados intensivos, el primer vuelo internacional de ese tipo desde que la pandemia amenazó con saturar los hospitales holandeses en la primavera boreal.

El estrépito de las hélices de la aeronave al despegar desde un estacionamiento atrás de un hospital, a 30 kilómetros (20 millas) al este de Ámsterdam, fue un ruidoso recordatorio de cómo el coronavirus está apoderándose de Europa una vez más y generando tensión en sistemas de salud que pasaron apuros por falta de equipo y personal durante la primera ola de la pandemia.

En otras partes del continente, será la ausencia de ruido la que evoque el resurgimiento del virus. Más de dos terceras partes de la gente que vive en Francia está sujeta a un toque de queda nocturno a partir del viernes a la medianoche, horas después de que las autoridades de salud anunciaron que el país había superado el millón de casos confirmados desde que comenzó la pandemia, al igual que España.

“La epidemia está acelerándose con mucha fuerza", dijo el presidente francés Emmanuel Macron tras visitar un hospital cerca de París.