Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Ramiro Herrera, un inmigrante de 72 años, que reside en la comunidad fronteriza de Brownsville, Texas, planea aprovechar su buena condición física para convertirse el próximo año en el mexicano de mayor edad en escalar el Everest, la montaña más alta del mundo.

De lograrlo, Herrera se convertiría también en la tercera persona más longeva en ascender al Everest, después del japonés Yuichiro Miura, quien subió a los 80 años de edad, y del nepalés Min Bahadur Sherchan, que llegó a la cumbre cuando tenía 76 años.

Herrera realizó parte de su sueño el mes pasado, cuando a manera de ensayo, escaló hasta el Campamento Base del Monte Everest, a una altura de cinco mil 400 metros, en una caminata de ida y vuelta de casi 150 kilómetros, con lo que superó a gente mucho más joven que él.

“Me sentí muy bien, regresé sin ningún problema”, señaló en entrevista telefónica con Notimex, al comentar que no se le dificultó adaptarse a la altura, la disminución del oxígeno y el frío.

Tras esa experiencia, Herrera dijo estar ahora más motivado para subir al Everest, un sueño que alberga desde el año pasado, luego de observar por televisión una entrevista al alpinista guatemalteco Jaime Viñals, el primer centroamericano en escalar esa montaña.

“Lo vi medio gordito y me dije que si él lo pudo hacer, yo también puedo hacerlo”, manifestó, al recordar cómo le surgió la idea de escalar la montaña más alta del planeta.