Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Los inmigrantes aplaudieron el miércoles el plan del presidente Joe Biden para allanar el camino a la ciudadanía estadounidense a unos 11 millones de personas que viven en el país sin un estatus legal, con una mezcla de esperanzas y cauto optimismo mientras pareciera que ha cambiado radicalmente la manera en que el gobierno los ve y los trata.

A poco de asumir sus funciones, Biden avanzó para revertir cuatro años de restricciones y deportaciones masivas con un plan que allana camino a la ciudadanía y fue esbozado en un proyecto de ley. Emitió también una serie de medidas ejecutivas que dan marcha atrás a numerosas iniciativas de inmigración del expresidente Donald Trump, entre ellas, paralizando los trabajos de construcción de un muro fronterizo con México y eliminando las restricciones de viaje de varios países, principalmente musulmanes. Biden ordenó también a su gabinete que trabaje para mantener las suspensiones de las deportaciones de cientos de miles de personas que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños.

“Esto impone una nueva narrativa en la que se nos deja de ver como criminales y como gente que depende de la beneficencia para abrirnos las puertas a eventualmente convertirnos en estadounidenses”, dijo Yanira Arias, una inmigrante salvadoreña con TPS o Temporary Protected Status que vive en Puerto Rico, un territorio estadounidense.

Arias es una de las 400.000 personas que se benefician de ese estatus tras huir de la violencia o desastres naturales.

“Crea un futuro más esperanzador para los inmigrantes en Estados Unidos pero todo depende del Congreso, especialmente del Senado”, dijo Arias, que trabaja para Alianza Américas, un grupo que lucha por los derechos de los inmigrantes