Tags:

ITALIA.- Cientos de personas salieron el lunes a las calles de Turín, Milán y otras ciudades y pueblos de Italia para expresar su indignación, en ocasiones de forma violenta, con respecto a las restricciones más recientes relacionadas con la pandemia que obligan a restaurantes y cafeterías a cerrar temprano y al cese de operaciones de cines, gimnasios y otras actividades de esparcimiento.

En Turín, en el norte del país, algunos manifestantes se separaron de una protesta pacífica y rompieron los escaparates de una elegante calle comercial, activando bombas de humo y arrojando botellas contra policías en la plaza principal de la ciudad, donde se ubica la sede del gobierno de la región de Piamonte, reportó la televisora estatal RAI.

Un fotógrafo resultó herido por una botella, informó la RAI. La policía lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes en la Piazza del Castello.

Horas antes en esa misma plaza, unos 300 taxis se formaron de forma pacífica para atraer la atención a sus pérdidas económicas que se derivan de la falta de turismo y la desaparición de trabajadores del centro de la ciudad, pues están laborando de forma remota debido a la pandemia.