FOTO: Reuters
FOTO: Reuters
Tags:

INGLATERRA.- Los negociadores británicos y de la Unión Europea se reunirán en Bruselas en un intento desesperado de llegar a un acuerdo comercial post-Brexit antes de que termine el acuerdo de transición el 31 de diciembre.

El primer ministro británico, Boris Johnson, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, hablaron el sábado y solicitaron a sus equipos reanudar las conversaciones tras la pausa del viernes.

En una declaración conjunta, Johnson y von der Leyen dijeron que no era posible llegar a un acuerdo si no se resolvían las diferencias en torno a las tres cuestiones clave: pesca, garantía de una competencia justa y mecanismos para resolver futuras disputas.

“Este es el último intento”, dijo una fuente británica cercana a las negociaciones.

El negociador de Brexit de la UE, Michel Barnier, apuntó que las conversaciones del domingo con su homólogo británico David Frost mostrarían si se puede llegar a un nuevo acuerdo comercial.

La mayoría de ministros de Johnson apoyaría al primer ministro en caso de un Brexit sin acuerdo, informó el periódico Times, agregando que 13 ministros del gabinete -incluyendo ocho que se oponían a Brexit- habían confirmado su apoyo a Johnson en ese escenario.

El ministro de Agricultura británico, George Eustice, respaldó el domingo esa postura en una entrevista con Sky News, asegurando que el país ha llevado a cabo una gran cantidad de preparativos para un posible Brexit sin acuerdo.

“Seguiremos trabajando en estas negociaciones hasta que no tenga sentido seguir haciéndolo”, dijo Eustice.

Sin embargo, el ministro de Asuntos Exteriores irlandés, Simon Coveney -figura clave en las conversaciones en los últimos años-, dijo que no es creíble que el Gobierno británico sugiriera que puede salir de la UE sin un acuerdo.

Coveney añadió que pensaba firmemente que ambas partes alcanzarían un trato. “Es más probable que consigamos un acuerdo que no”, dijo en declaraciones al periódico Sunday Independent de Irlanda.

Las negociaciones se interrumpieron el viernes después de que a principios de semana se esfumaran las esperanzas de un acuerdo. Londres dijo que la UE había solicitado demandas incompatibles con su soberanía.