FOTO: Twitter/ @m_ebrard
FOTO: Twitter/ @m_ebrard
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno mexicano a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la Secretaría de Cultura, denunció la salida a subasta de un lote de 120 piezas prehispánicas en la casa Millon de París, hace unos momentos en conferencia de prensa en la cancillería.

El lote está compuesto de 72 piezas que el peritaje previo reconoce como originales, procedentes de Teotihuacán y del área maya-olmeca en el sureste del país y el resto son de manufactura reciente.

El embajador de México en París, Juan Manuel Gómez Robledo envió una carta a la casa subastadora Millon pidiendo la restitución a México de las piezas originales, la cancelación de la subasta programada para mañana miércoles 18 de septiembre y alertando a la empresa de que una parte de piezas de ese lote son de manufactura reciente y no prehispánica, como las están ofertando al público.

La casa de subastas no ha ofrecido respuesta hasta ahora.

De las más de 120 piezas que la casa Millon sacará a la venta, "95 provienen del patrimonio cultural de México" y algunas "podrían resultar ser imitaciones creadas recientemente", dijo el embajador mexicano en Francia, Juan Manuel Gómez Robledo.

La semana pasada, Guatemala anunció que Millon había suspendido la venta de una de las piezas prehispánicas incluidas en esa subasta y perteneciente a su patrimonio cultural, tras las acciones emprendidas por el gobierno.

Para Gómez Robledo la cancelación de la venta sería "un primer paso hacia la restitución de los bienes culturales auténticos de México". "Este tipo de comercio alienta el pillaje, el tráfico ilegal y la imitación practicada por la delincuencia transnacional organizada", dijo el diplomático, lamentando que estas piezas se conviertan luego en "simples objetos de decoración".

Diosas Venus, máscaras, pequeñas estatuas y otras piezas procedentes de colecciones privadas serán subastadas en París, con estimaciones que oscilan entre los 77,000 y 99,000 dólares por un adorno en forma de pinza llevado por un chamán durante las ceremonias religiosas y fechado entre 200 a.C y 200 d.C en Colombia.

Según Gómez Robledo, Colombia también apoyó la iniciativa mexicana.

México ha reclamado en más de una ocasión la suspensión de ventas de arte precolombino en París, como ocurrió en 2013 con la venta de la colección Barbier-Mueller.

Gómez Robledo recalcó que para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el patrimonio cultural es una "las prioridades en política exterior".

Precisó que el Fiscal de la República de México hizo llegar al ministerio de Justicia francés una solicitud de cooperación en materia penal, a la vez que el gobierno alertó a la UNESCO para que compruebe la procedencia de las piezas.

CON INFORMACIÓN DE AFP