Tags:

INGLATERRA.- El brote de coronavirus ha empeorado la crisis de hambruna en los sitios más pobres del mundo y hasta 12.000 personas podrían morir cada día por el hambre vinculada a los efectos sociales y económicos de la pandemia, advirtió el jueves el grupo de ayuda humanitaria Oxfam.

En un informe, el organismo señaló que el desempleo masivo, las interrupciones a la producción de alimentos y la disminución en la ayuda debido a la pandemia podrían dejar a unos 122 millones de personas al borde de la inanición este año.

“Los efectos indirectos del COVID-19 son mucho más generalizados que el propio virus, orillando a millones de las personas más pobres del mundo a caer aún más en el hambre y la pobreza", dijo el director general del grupo, Danny Sriskandarajah. “Es fundamental que los gobiernos contengan la propagación de esta enfermedad letal, pero también deben evitar que mate de hambre a un número igual de personas, si no es que a más”.

La organización de beneficencia indicó que en algunos de los sitios de mayor hambre en el mundo, incluyendo Yemen, Afganistán, Siria y Sudán del Sur, la crisis alimentaria está empeorando debido a los cierres fronterizos y de rutas de suministro o por una enorme caída en las remesas a consecuencia de la pandemia. En países de ingresos medios como India, Sudáfrica y Brasil, millones de personas que habían estado “apenas sobreviviendo se han hundido completamente".