Tags:

BRASIL.- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dijo que él no se aplicará ninguna vacuna COVID-19 que funcione y agregó que el uso de cubrebocas para limitar la propagación de la enfermedad es "el último tabú en tirar".

Los comentarios de Bolsonaro, transmitidos en sus canales de redes sociales el jueves por la noche, alarmaron a los expertos en Salud que dijeron que podrían socavar los esfuerzos para lograr niveles de vacunación esenciales para detener la pandemia y podrían asustar a los fabricantes de vacunas que negocian con las autoridades locales.

“Les digo; no tomaré (ninguna vacuna). Es mi derecho y estoy seguro de que el Congreso no creará dificultades para quien no quiera vacunarse ”, afirmó.

Bolsonaro dijo, sin embargo, que cualquier vacuna certificada por la agencia de Salud de Brasil estará disponible de forma gratuita para el público.

El presidente brasileño, que contrajo el virus en julio, se ha resistido durante mucho tiempo al consejo de la mayoría de los científicos y expertos en Salud de restringir la actividad social y económica, argumentando que los daños causados ​​por un encierro serían peores que la pandemia.

Un estudio publicado el 15 de julio en la revista American Journal of Preventive Medicine encontró que las medidas de distanciamiento social se pueden detener de manera segura si al menos el 75 por ciento de la población recibe una vacuna con una efectividad superior al 70 por ciento.

Las pruebas han demostrado que algunos candidatos a vacunas tienen una eficacia potencial mayor que eso.