AP Foto/J. Scott Applewhite, Pool, File
AP Foto/J. Scott Applewhite, Pool, File
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, dijo el viernes que habló con el jefe del Estado Mayor Conjunto acerca de impedir que un “desquiciado” presidente Donald Trump ordene medidas militares en sus últimos días y horas en la Casa Blanca, , incluso un posible ataque nuclear.

Pelosi dijo en una declaración a sus colegas que habló con el general Mark Milley “para analizar las precauciones disponibles para impedir que un presidente inestable inicie hostilidades militares o acceda a los códigos de lanzamiento” para una guerra nuclear. Milley le aseguró que los procedimientos están vigentes.

El presidente es el único autorizado a ordenar el lanzamiento de un arma nuclear, pero si un comandante militar, aconsejado por sus abogados, determinara que la orden es ilegal, podría negarse a cumplirla. Pelosi afirmó que la situación de “este presidente desquiciado no podría ser más peligrosa”.

La presidenta de la cámara baja presidió una teleconferencia con los legisladores demócratas acerca de posibles medidas a tomar en los últimos días de la presidencia de Trump, incluso la posibilidad de realizarle un juicio político. Los demócratas y muchos republicanos culpan a Trump por el asalto de una turba al Capitolio el miércoles y muchos dicen temer algún posible acto irracional por parte del presidente, como un ataque atómico.

Pelosi dijo que antes de la conferencia preguntó al jefe del Estado Mayor Conjunto, general Mark Milley, si había manera de impedir que Trump iniciara un ataque nuclear. Según una persona familiarizada con la llamada, Milley respondió que hay procedimientos que impedirían que Trump tomara semejante medida.

Los principales legisladores han advertido que, aunque Trump debe abandonar el cargo el 20 de enero —cuando prestará juramento el demócrata Joe Biden— podría causar daños graves durante su salida. Adicionalmente, si la cámara baja le realizara un juicio político y el Senado lo condenara, no podría ser candidato a presidente en 2024 ni ejercer la función pública por el resto de su vida.