Tags:

ESTADOS UNIDOS.- La policía de la ciudad más grande de Kentucky comenzó a prepararse para otra ronda de protestas y posibles disturbios mientras la ciudad espera nerviosamente el anuncio del fiscal del estado sobre si acusará a varios policías por la muerte a disparos de Breonna Taylor, una mujer negra.

Con el momento del anuncio aún incierto, la policía dijo que estaban tratando de planificar con anticipación para proteger tanto a los manifestantes como a las personas que viven y trabajan en el centro de Louisville.

En un comunicado de prensa el martes, el Departamento de Policía de la zona metropolitana de Louisville dijo que estaba colocando barricadas alrededor de Jefferson Square Park, donde hubo protestas por la muerte de Taylor, y en el perímetro del centro de la ciudad. Permitía sólo el ingreso de peatones a las cuadras que rodean el parque, además de restringir el tráfico de vehículos en otras áreas del centro y de limitar el acceso a los estacionamientos.

El fiscal estatal Daniel Cameron se ha negado a fijar un plazo para su decisión. A principios de este mes, comentó que “una investigación, si se realiza correctamente, no puede seguir un plazo determinado”.