Tags:

PUERTO RICO.- El futuro de las fallidas elecciones primarias de Puerto Rico estaba en manos del Tribunal Supremo de la isla, mientras el lunes lentamente se iban respondiendo las preguntas sobre por qué faltaron boletas en los centros de votación, lo que obligó a las autoridades a reprogramar las elecciones primarias.

El plan de organizar otra votación el 16 de agosto en los centros que no pudieron abrir el domingo podría cambiar en función del fallo sobre una demanda entablada por Pedro Pierluisi, quien se postula contra la gobernadora Wanda Vázquez para convertirse en el posible nominado del Partido Nuevo Progresista. A la demanda se unió el senador de oposición Eduardo Bhatia, del Partido Popular Democrático.

Mientras tanto, María Dolores Santiago, la comisionada electoral del Partido Nuevo Progresista, le dijo a The Associated Press que funcionarios clave sabían sobre los problemas antes de las primarias del domingo, pero que nadie hizo nada para evitarlos. Dijo que las últimas boletas llegaron el sábado a las 8:30 de la noche, días después de lo programado, y que camiones cargados con las boletas y las máquinas electrónicas para votar no salieron hasta el domingo, el día de la votación, cuando suelen partir con uno o dos días de antelación.

Santiago se negó reiteradamente a responder preguntas sobre por qué durante la reunión del sábado con el presidente de la comisión electoral no sugirió personalmente retrasar las primarias. Sólo dijo que, en ese momento, el acuerdo general era proseguir con la elección.

“Quizás se pudieron haber tomado otras decisiones, pero tenemos que trabajar con la realidad”, dijo. “Es injusto echar culpas”.