Foto: AP
Foto: AP
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Los hospitales de California se han quedado sin camas en las unidades de terapia intensiva para atender a los pacientes con COVID-19, las ambulancias están amontonándose frente a las salas de emergencia y las carpas para clasificar a los enfermos están aumentando al convertirse el estado en el epicentro más reciente del brote de coronavirus en Estados Unidos.

California reportó el jueves la asombrosa cifra de 52 mil casos nuevos en un solo día —lo que equivale a lo que todo Estados Unidos promediaba a mediados de octubre_, y una cifra récord de 379 decesos. Más de 16 mil personas están hospitalizadas con coronavirus en todo el estado, más del triple de las que había hace un mes.

“He visto más muertes en los últimos nueve meses en mi unidad de terapia intensiva de las que he visto en mi carrera de 20 años”, dijo Amy Arlund, enfermera en el Centro Médico Kaiser Permanente de Fresno.

Si bien el repunte del virus ha llevado a los hospitales de otras partes del país al límite en las últimas semanas, la crisis está empeorando a una velocidad alarmante en California, incluso después de que esta semana empezó una campaña de inoculación a nivel nacional contra el COVID-19 y se prevé que pronto se lance una segunda vacuna, lo que ha impulsado la esperanza de vencer la enfermedad.

La capacidad en las unidades de terapia intensiva se ubica en menos del 1% en muchos condados de California, y el espacio disponible en las morgues también se está acabando, en lo que se parece cada vez más al desastre ocurrido en la primavera en la ciudad de Nueva York.