Tags:

ESTADOS UNIDOS.- La relación entre Estados Unidos y Canadá “nunca ha estado más fuerte”, declaró el jueves el vicepresidente estadounidense Mike Pence, menos de un año después de que una disputa comercial enfriara la relación bilateral.

Pence visitó la capital canadiense con la esperanza de impulsar la ratificación del nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

El mandatario Donald Trump levantó recientemente los aranceles a Canadá y México que Estados Unidos había impuesto al acero y aluminio, a fin de eliminar un obstáculo al T-MEC que su equipo negoció el año pasado. Los aranceles fueron un punto de fricción en las relaciones, las cuales alcanzaron su nivel más bajo a mediados del año pasado, cuando Trump se refirió al primer ministro Justin Trudeau como “débil” y “deshonesto” después de la cumbre del G7 celebrada en Canadá.

“El presidente Trump y yo creemos que la relación entre Estados Unidos y Canadá nunca ha estado más fuerte, y que refleja el liderazgo de él y el suyo”, declaró Pence a Trudeau.

Nelson Wiseman, profesor de ciencia política en la Universidad de Toronto, dijo que los comentarios de Pence eran “ridículos”.

“Canadá, como los europeos y japoneses, está esperando la salida de Trump, calculando razonablemente que un nuevo gobierno tendrá los pies más en la tierra y será más consistente”, comentó Wiseman. “No espero que Trump vuelva a estar en Canadá como presidente. Hasta ahí llegaron las relaciones fuertes”.

El T-MEC, suscrito en noviembre por los gobernantes de las tres naciones, sustituirá al TLCAN. El nuevo pacto debe ser ratificado por los congresos de cada país, y diversos legisladores en Estados Unidos y Canadá habían amenazado con rechazarlo si no se eliminan los aranceles.