Foto: Jim Weber/The Commercial Appeal vía AP, archivo
Foto: Jim Weber/The Commercial Appeal vía AP, archivo
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Un reportero salvadoreño que recientemente fue liberado por las autoridades migratorias, dijo el miércoles que permaneció 15 meses recluido en instalaciones plagadas de insectos y que debía ducharse con agua fría de una manguera.

Manuel Durán relató en conferencia de prensa lo que describió como condiciones inhumanas en las instalaciones migratorias ubicadas en Luisiana y Alabama. Durán salió del centro de detención de Alabama la semana pasada después de pagar su fianza mientras las cortes inmigratorias sopesan su petición de asilo.

El periodista fue arrestado el 3 de abril de 2018 mientras cubría una protesta en Memphis en contra de las políticas migratorias. Los manifestantes habían bloqueado una calle frente a un tribunal en el centro de la ciudad en el 50 aniversario luctuoso del reverendo Martin Luther King Jr.

Posteriormente se le retiraron los cargos relacionados con la protesta, pero al salir de la cárcel Durán fue detenido por agentes de inmigración, por una orden de deportación pendiente de 2007 cuando no compareció ante la corte. Durán dijo que no recibió una notificación para presentarse con fecha y hora.

Durán ha vivido en Memphis durante años. Dirigió el sitio noticioso Memphis Noticias y reportaba sobre los efectos de las políticas inmigratorias estadounidenses en la comunidad hispana. Los abogados de Durán habían dicho que llegó a Estados Unidos sin autorización en 2006 después de recibir amenazas de muerte por informar sobre la corrupción en El Salvador.

Durán emitió un comunicado en español el miércoles que después se tradujo en inglés y se leyó a reporteros. Durán cuestionó su arresto y criticó las políticas de Estados Unidos de arrestar a inmigrantes que no tienen permiso para estar en el país y por separarlos de sus familias mientras intenta deportarlos.

“He visto la crueldad de la detención masiva de inmigrantes en carne viva, y es innecesaria e inhumana”, dijo Durán.

Las raciones de comida eran pequeñas en los centros en donde fue detenido, señaló. Las instalaciones estaban plagadas de arañas y cucarachas, y durante dos meses los detenidos en el centro del condado Etowah sólo contaron con mangueras para ducharse, agregó.