AP Foto/Frank Augstein
AP Foto/Frank Augstein
Tags:

INGLATERRA.- Gran Bretaña y la Unión Europea esperaban poner fin el jueves a las asperezas y la frustración derivadas de un proceso de divorcio que dura ya tres años al cerrar un principio de acuerdo para el Brexit, pero el primer ministro británico, Boris Johnson, enfrenta ahora la ardua tarea de vender el acuerdo ante su reacio parlamento.

Johnson dijo que confía en que el Parlamento aprobará el acuerdo, que es hora de que Gran Bretaña consume la salida y se aboque a lograr una nueva sociedad “con nuestros amigos de la UE”.

Los rivales políticos de Johnson e incluso un aliado crucial rechazaron el acuerdo casi de inmediato, lo que dejó en duda su aprobación. Pero el primer ministro que ha hecho carrera con sus críticas a la UE dijo que cree con firmeza que los legisladores lo aprobarán una vez que lo estudien.

Los jefes de estado o gobierno europeos por unanimidad ratificaron en acuerdo y lo remitieron al Parlamento británico, que prevé reunirse el sábado.

Apenas horas antes de una cumbre de los 28 jefes de estado o gobierno de la UE, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, tuiteó: “¡Lo tenemos! Es un acuerdo justo y equilibrado para la UE y el Reino Unido y la prueba de nuestro compromiso de hallar soluciones”.

Por su parte, el primer ministro Johnson dijo en Twitter que las dos partes habían cerrado un “gran nuevo acuerdo” e instó a los legisladores británicos a aprobar el texto en una sesión extraordinaria de la Cámara de los Comunes el sábado.