Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Fiscales federales estadounidenses dijeron que existía “evidencia sólida” de que la turba pro Trump que irrumpió violentamente en el Capitolio la semana pasada buscaba “capturar y asesinar a funcionarios electos”, pero el jefe de la investigación advirtió el viernes que la pesquisa está aún en su etapa inicial y que no hay “evidencia directa” de esas intenciones.

La acusación se produjo en una petición presentada por fiscales el jueves por la noche en Phoenix en la causa contra Jacob Chansley, el hombre de Arizona que participó en el asalto con pintura en el rostro, sin camisa y con un gorro de piel con cuernos.

“Evidencia sólida, incluyendo las propias palabras y acciones de Chansley en el Capitolio, respaldan la idea de que los atacantes del Capitolio planeaban capturar y asesinar a funcionarios electos del gobierno de Estados Unidos”, escribieron los fiscales en un memorándum en el que pidieron al juez que le negase libertad bajo fianza a Chansley.

Pero Michael Sherwin, fiscal federal interino para el Distrito de Columbia, se distanció de esas afirmaciones el viernes, y afirmó que ellos no tienen “evidencia directa en estos momentos de equipos de captura y ejecución”.

Sherwin dijo que parece haber cierta confusión entre algunos fiscales en parte debido a la complejidad de la investigación y el número de personas involucradas. Otros fiscales mencionaron una posibilidad similar el jueves en el caso de un exoficial de la Fuerza Aérea que dicen llevaba esposas de plástico porque planeaba “tomar rehenes”.