Foto: AP
Foto: AP
Tags:

CHINA.- China terminó de construir el sábado un hospital de 1.500 habitaciones para atender a pacientes con coronavirus para combatir un repunte de casos que el gobierno señaló es más difícil de contener y del cual responsabilizó a la gente o a los productos procedentes del extranjero que tenían el virus.

El hospital es uno de seis inmuebles que se están construyendo en Nangong, al sur de Beijing en la provincia de Hebei, y los cuales totalizan 6.500 habitaciones, de acuerdo con la agencia de noticias estatal Xinhua.

China había contenido al coronavirus en gran medida luego de que fue detectado por primera vez en la ciudad de Wuhan, ubicada en el centro del país, a finales de 2019, pero desde diciembre ha sufrido un alza en el número de casos.

Un total de 645 personas están siendo atendidas en Nangong y en la capital de la provincia, Shijiazhuang, dijo Xinhua. Un hospital de 3.000 habitaciones está en construcción en la capital provincial.

Se han encontrado grupos del virus en Beijing y en las provincias de Heilongjiang y de Liaoning en el noreste y en Sichuan en el suroeste.

Los casos más recientes se propagaron inusualmente rápido, informó la Comisión Nacional de Salud.

“Es más difícil de manejar”, señalaba un comunicado de la comisión. “La transmisión comunitaria ya ha ocurrido cuando se encuentra la epidemia, así que es complicado de prevenir”.

La comisión culpó de los últimos casos a personas o productos que llegaban del extranjero. Responsabilizó a una “gestión anormal” y de una “protección inadecuada de los trabajadores” implicados en las importaciones, pero no proporcionó más detalles.