Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El gobernador de Texas, Greg Abbott, ordenó el jueves que la población utilice mascarillas en lugares públicos en la mayor parte del estado, con el fin de controlar el aumento de casos confirmados y de hospitalizaciones por COVID-19.

Abbott, que emprendió en mayo una veloz reapertura de la economía de Texas, había dicho antes que el gobierno no podía obligar a la gente a llevar mascarillas. Sus órdenes anteriores relacionadas con el coronavirus habían socavado los intentos de los gobiernos locales de implementar el uso obligatorio de mascarillas.

La medida anunciada el jueves hace obligatorio que “todos los texanos utilicen mascarilla que les cubra la nariz y la boca en espacios públicos en los condados con 20 o más casos positivos de COVID-19, con pocas excepciones”, dijo la oficina del gobernador.

“Nos encontramos en un punto en el que el virus se está propagando demasiado rápido, hay poco margen para el error”, manifestó Abbott.

Texas reportó 7.915 nuevos casos confirmados, luego de que el miércoles rebasó por primera vez la marca de los 8.000. Las 7.382 hospitalizaciones significan que el estado ha cuadriplicado con creces esa estadística desde finales de mayo.