Tags:

ESTADOS UNIDOS.- La tormenta tropical Beta avanzaba el domingo a baja velocidad hacia las costas de Texas y Luisiana, amenazando con aguaceros, inundaciones y marejada ciclónica en la costa del Golfo de México.

Beta era una de las tres tormentas con nombre en la cuenca del Atlántico durante una temporada de huracanes especialmente ajetreada. Si el sistema toca tierra en Texas —algo que los meteorólogos esperaban para el lunes— sería la novena tormenta con nombre que toca tierra en Estados Unidos en 2020. Eso batiría un récord fijado en 1916, según el investigador de huracanes Phil Klotzbach.

Las comunidades costeras empezaron a prepararse para Beta durante el fin de semana, con órdenes de evacuación voluntaria en la ciudad de Galveston y el condado Galveston y la ciudad de Seabrook.

El alcalde provisional Craig Brown señaló en un comunicado que se espera que un elevado oleaje y hasta 25 centímetros (10 pulgadas) de lluvia inunde varios tramos de carretera, dejándolos intransitables, especialmente en el oeste de la ciudad y zonas bajas.

Durante una conferencia de prensa el sábado, el juez del condado, Mark Henry, se dijo preocupado de que la tormenta genere más inundaciones al tiempo que no se espera que se emita una orden de evacuación obligatoria.