Tags:

INGLATERRA.- Un constante goteo de camiones desembarcaban el viernes de transbordadores y trenes a ambos lados del Canal de la Mancha, en un tranquilo día de Año Nuevo luego de un crucial e inesperado cambio en las relaciones entre la Unión Europea y Gran Bretaña.

La concurrida ruta comercial entre el sureste de Inglaterra y el noroeste de Francia está en la primera línea de los cambios ahora que Gran Bretaña ha abandonado por completo el marco económico del bloque de 27 naciones, la última fase del Brexit.

“La mayoría de los camiones no notarán siquiera la diferencia", dijo John Keefe, vocero de Eurotunnel, el túnel ferroviario que lleva vehículos bajo el Canal. “Siempre existía el riesgo de que si esto sucedía en un momento de más actividad pudiese haber habido algunas dificultades, pero sucede de noche en un feriado y en un fin de semana más largo".

Gran Bretaña abandonó el vasto mercado único europeo, donde existe libre circulación de personas, bienes y servicios, a las 23:00 horas de Londres, medianoche el Bruselas, el jueves, en el mayor cambio económico que experimenta el país desde la Segunda Guerra Mundial. Un nuevo acuerdo comercial entre las partes supondrá nuevas restricciones y trámites burocráticos, pero para los británicos que votaron por el Brexit supone recuperar la independencia nacional de la UE y su legislación.

El primer ministro, Boris Johnson, cuyo respaldo al Brexit ayudó a sacar al país de la UE, dijo que era “un momento increíble para este país”.