Tags:

ITALIA.- El Vaticano criticó hoy la “poca ambición” de la comunidad internacional en el compromiso por disminuir, en los próximos años, los gases efecto invernadero que provocan el cambio climático.

Al término de la cumbre COP24, que tuvo lugar estos días en Polonia, la sede católica lamentó que el libro guía de aplicación del Acuerdo de París “no refleja” la urgente necesidad de abordar la crisis climática global.

Fustigó que el texto no haya querido manifestar abiertamente que ese fenómeno “representa uno de los desafíos principales que afronta la humanidad en nuestro tiempo” y, además, “parece minimizar” los derechos humanos, cuando son las personas más vulnerables del mundo las que soportan las consecuencias del cambio del clima.

Más adelante, la declaración precisó que el alivio en el impacto que provoca el cambio climático debe ir de la mano con el alivio a la pobreza, impulsando el desarrollo humano integral y promoviendo que todos los actores asuman sus respectivas responsabilidades para cuidar la naturaleza.

El Vaticano recordó que el informe del Panel Independiente sobre el Cambio Climático, publicado en octubre de 2018, invitó a evitar que la temperatura media global suba por encima de 1.5 grados centígrados.

Por eso, animó a una “ambición mucho mayor” de los países en su compromisos para detener la producción de gases de efecto invernadero y el establecimiento de mecanismos más eficaces hacia la “descarbonización” de la economía basada en los combustibles fósiles.

Llamó a todos los gobiernos a compartir de modo transparente la forma en que cada nación pone en práctica sus compromisos, publicando anualmente sus resultados así como promoviendo una educación en la sostenibilidad ambiental, una conciencia responsable en la población y cambios concretos en los estilos de vida.

La fe y la razón deben estar juntas, permitiéndonos tomar opciones positivas en nuestros modos de vivir e impulsarnos a una verdadera solidaridad global, necesaria para afrontar la actual crisis climática”,

En el contexto de su preocupación por el cuidado de la ecología, el Papa Francisco ha sido uno de los grandes impulsares del Acuerdo de París alcanzado en la COP21 y el cual logró un consenso mundial en torno a la necesidad de reducir drásticamente la emisión de gases de efecto invernadero.

Con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, ese país decidió apartarse de los compromisos asumidos y terminó por redimensionar el impacto de aquel convenio. Ahora el Vaticano se empeña por salvar lo que resta del acuerdo y empuja su aplicación global.