Foto: Captura de pantalla/Twitter
Foto: Captura de pantalla/Twitter
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- A través de Twitter circula un video donde aparece la hija de Donald Trump, Ivanka, tratando de encajar en una conversación de líderes mundiales. Pero ellos no parecen sentirse tan cómodos con ella.

“La imagen permanente de la cumbre del G20 de este año no será Donald Trump compartiendo otra risita con Vladimir Putin. Es el video de su hija, Ivanka, insertándose en un círculo incómodo de líderes mundiales. El video, publicado por el Gobierno francés, muestra diversas expresiones de cortesía torturada cuando Ivanka se entromete en una discusión entre el francés Emmanuel Macron, la británica Theresa May, la canadiense Justin Trudeau y Christine Lagarde, directora del FMI”, dice Financial Times.

Lagarde, en particular, fue incapaz de ocultar su irritación. Lo que estaban discutiendo era secundario. Macron hizo un punto sobre la justicia social. May respondió que la gente se da cuenta cuando la economía entra en ella.

“Ivanka interrumpió con una secuencia acerca de cómo la industria de la defensa está dominada por los hombres. El punto real es que la autodenominada ‘primera hija’ de Estados Unidos rara vez está fuera del marco en las cumbres mundiales. Otros funcionarios de Trump son casi invisibles en comparación con la Ivanka y su esposo, Jared Kushner, los únicos dos jugadores de la Casa Blanca que se cree que son inmunes a la frase característica de Trump: “Estás‘ despedido’”, agrega Financial Times.

De acuerdo con el diario especializado inglés, los líderes de países como Arabia Saudita se sienten muy cómodos con el papel de Ivanka. Mohammed Bin Salman, el príncipe heredero de Arabia Saudita, dirige gran parte de su comunicación con Estados Unidos en el WhatsApp con Kushner. El primer yerno es también un conducto favorecido para otros líderes.

Con información de Financial Times y Sin Embargo