Tags:

ALEMANIA.- Si bien en México hoy se celebra el Día de las Madres, en Alemania se festeja el Día del Padre, en el que numerosos grupos de hombres salen al campo a beber cerveza con los amigos.

Este jueves, un día soleado, es feriado en Alemania porque se conmemora la Ascensión de Jesucristo en las dos Iglesias cristianas, y en los parques, bosques citadinos o en las campiñas pudieron verse unos curiosos artefactos con ruedas.

Son los así llamados Bollerwagen y Kremserwagen: unas especies de carretillas profusamente decoradas de acuerdo a las preferencias de los hombres que la acarrearán, y eso si, cargada de botellas y barriles de cerveza, así como lo necesario para hacer un picnic .... hasta terminar borrachos.

El Día del Padre en Alemania se festeja a los 39 días después del Domingo de Pascua o Domingo de Resurrección. No se necesita ser padre para celebrarlo sino pertenecer al género masculino, también recibe el nombre de Día del Hombre o Día de los Señores.

En ciudades como Berlín transitan por la ciudad las Bicicletas de Cerveza o Bier-Bike, una especie de mesa sobre pedales, en la que se sientan hasta ocho hombres y todos pedalean mientras beben cerveza.

Lo que aportan es la fuerza para mover el artefacto porque la conducción la lleva un chofer avezado, con licencia especial y completamente sobrio. Las bicicletas de cerveza son una atracción turística en la capital alemana durante los días de sol y calor.

De acuerdo a las leyes y reglamentos alemanes, ni siquiera los ciclistas normales pueden tener alcohol en la sangre, de manera que si caen en un control policíaco o causan un accidente, son severamente sancionados. De ahí que jalar una carretera en el campo o en áreas verdes no presenta el peligro de violar una estipulación en materia de vialidad.

El Día de la Madre se celebrará en Alemania el próximo domingo 13 de mayo pero de una manera diametralmente opuesta: suele ser una reunión familiar a la que se llevan dulces, flores o algún regalo, que varían de acuerdo a la imaginación de cada uno.

Lo que las madres alemanas más aprecian, de acuerdo a encuestas, es justamente estar rodeada de sus seres queridos para festejar el día.