Foto: Excélsior
Foto: Excélsior
Tags:

PANINDÍCUARO, MOCHIACÁN.- Dos días después de que fue localizado sin vida, los restos del sacerdote José Alfredo López Guillén arribaron a Panindícuaro, su tierra natal, así lo confirmaron familiares del clérigo.

La urna en donde fueron depositadas sus cenizas fue recibida en su hogar materno, en donde se dieron cita decenas de personas interesadas en darle el último adiós.

Antes, los restos del sacerdote fueron llevados a Janamuato, comunidad de la que era párroco y lugar, de donde fue secuestrado.

Ahí se le oficio una misa a la que asistieron cientos de personas que durante horas hicieron fila para acariciar o abrazar su urna.

El padre López Guillén fue visto por última vez el pasado 19 de septiembre luego de haber ordenado comida para cuatro personas, dos días después el Cardenal Alberto Suárez Inda denunció su desaparición a través de un video en donde pidió su aparición con vida.

Sin embargo, el pasado domingo 25 de septiembre autoridades localizaron el cuerpo del párroco, el cual evidenciaba varios impactos de bala.

Foto: Excélsior
Foto: Excélsior