ESTADOS UNIDOS.- El "Newseum", un museo dedicado al periodismo con sede en Washington, cerrará sus puertas el martes en medio de dificultades financieras. Fue fundado en 2008 como un proyecto para presentar los acontecimientos históricos desde el punto de vista de los periodistas.

Estuvo ubicado prácticamente equidistante entre la Casa Blanca y el Capitolio, un coloso de paredes de vidrio con las palabras de la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos proyectadas en su exterior. La Primera Enmienda garantiza los derechos de libre expresión y de acción, considerados fundamentales para un gobierno democrático.

"Estamos muy orgullosos de la manera como narramos nuestra historia", expresó Sonya Gavankar, directora de relaciones públicas de la institución. "Transformamos el modelo de cómo debía funcionar un museo".

El edificio fue vendido por 372,5 millones de dólares a la Universidad Johns Hopkins, que planea consolidar allí todas sus estudios de posgrado.

Gavankar atribuyó el fracaso del proyecto a "un mosaico de factores", pero uno de ellos indudablemente fue su surgimiento en un momento desafortunado. Fue inaugurado en 2008 en medio de la aguda recesión económica de ese entonces que afectó duramente a periódicos, causando cierres y despidos en todo el sector.

Gavankar reconoció además que el hecho de que el museo sea privado y que cobraba por entrada era una desventaja en una ciudad llena de museos gratuitos. La entrada costaba 25 dólares por adulto. Estaba al otro lado de la calle de la Galería de Arte Nacional y a pocas cuadras de todos los museos adscritos al Instituto Smithsonian.

"Competir con museos que son gratis en Washington es algo difícil", declaró Gavankar.

Otro problema, admitieron los organizadores, es que el Newseum no atraía a gente der Washington, sino a turistas de afuera y excursiones escolares. Los habitantes de Washington por lo general venían cuando niños en sus excursiones escolares, pero no regresaban como adultos.