Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Brooks & Dunn, el dúo country más exitoso de todos los tiempos, se unió el domingo al Salón de la Fama de la Música Country junto al cantante y comediante Ray Stevens y el ejecutivo musical Jerry Bradley, en una ceremonia plagada de estrellas y llena de homenajes a sus respectivos legados.

Reba McEntire, Luke Bryan, Trisha Yearwood, Ricky Skaggs, Marty Stuart y Travis Tritt estuvieron entre los invitados que actuaron en la gala en el Museo y Salón de la Fama de la Música Country en Nashville, Tennessee. Cada agasajado recibió una medalla y una placa que se colocará en la rotonda del Salón de la Fama.

Kix Brooks y Ronnie Dunn comenzaron sus carreras en solitario y cuando debutaron como Brooks & Dunn ninguno pensó que durarían mucho. Décadas después son el dúo country más galardonado y de mayores ventas, con 19 Premios CMA, dos Grammy, 25 Premios de la Academia de la Música Country y 20 éxitos No. 1. La naturaleza extravagante de Brooks y su destreza con la guitarra sirvieron como contrapunto perfecto para la proeza vocal de Dunn y su personalidad más sutil.

Con himnos como "Brand New Man", ''Boot Scootin' Boogie", ''My Maria" y "Neon Moon", el par llenó estadios y vendió más de 28 millones de discos tan solo en Estados Unidos. Se tomó un receso en 2010, pero volvió al estudio casi una década después para lanzar nuevas versiones de sus éxitos con estrellas country contemporáneas en un álbum titulado "Reboot".

Brooks a menudo ha dicho que nunca entendió por qué encajaron tan bien, pero que fue algo que sucedió de inmediato. Dunn reconoció que a menudo era demasiado analítico consigo mismo y apuntó que hasta su terapeuta se encontraba en la sala esa noche. Dijo que evitó a toda costa emocionarse demasiado.