Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Uno de los momentos más esperados de la Gala de Eurovisión 2019 fue la actuación de Madonna, quien apareció vestida por el diseñador francés Jean Paul Gaultier, con un atuendo en tonos negros y metálicos, que remite a una Juana de Arco futurista.

La reina del pop apareció en el escenario para interpretar uno de su más grandes éxitos “Like a prayer” y después le siguió “Future“, sencillo de su reciente álbum “Madame X”, una colaboración con el rapero Quavo, quien la acompañó en el escenario.

En entrevista con el presentador de la Gala, Madonna manifestó su creencia el poder que tiene la música para unir pueblos y personas, en referencia al conflicto entre Palestina e Israel.

Todos aquí son de todas partes del mundo, tantos países que he tenido el privilegio de visitar y experimentar, y lo que me ha llevado a esos países y lo que ha traído a toda esta gente esta noche aquí es la música, así que nunca subestimemos el poder de la música para unir a las personas”,
Madonna

En la presentación, la “reina del pop” también hizo una declaración política de forma visual al mostrar las banderas de Israel y Palestina en la espalda de dos de sus bailarines quienes se abrazaron mientras subían unas escaleras, esto se interpretó como un llamado al diálogo y la paz entre ambas naciones.

CON INFORMACIÓN DE LA RAZÓN