FOTO: Captura de pantalla
FOTO: Captura de pantalla
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- La Fiscalía General de la República (FGR), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Secretaría de Marina (Semar) descubrieron colusión de personal de aduanas con el crimen organizado para el tráfico de fentanilo u otras drogas.

Tras un mes de investigaciones, las autoridades federales detectaron el modus operandi de estas bandas, que consiste en infiltrar a polizontes en los barcos y quienes se encargan de introducir a territorio nacional la mercancía ilegal, revelaron fuentes de la Marina.

Estos polizones que utiliza el narcotráfico se infiltran en los patios fiscales de los puertos para desde ahí abordar buques que transportan droga como fentalino o clorhidrato de cocaína.

La mercancía, que se mezcla entre la carga para evitar ser detectada, es echada al mar por estos polizontes, para después, ya en altamar, los polizontes se arrojan al agua junto con la droga para ser rescatados por lanchas rápidas que pueden localizarlos aún en plena noche, gracias a dispositivos GPS, señalan reportes de la Semar, y la FGR.

Esta forma de operar fue detectada en el puerto de Manzanillo, Colima, cuando un buque danés que zarpó de Ecuador, hizo escala en Panamá y tenía como destino Yokohama, Japón.

La embarcación atracó en el puerto de Manzanillo, donde dos empleados se escabulleron en uno de los patios fiscales para abordar el buque de manera clandestina a la espera de que zarpara.

FOTO: Captura
FOTO: Captura
FOTO: Captura
FOTO: Captura