Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.-El fuerte impacto que está produciendo el covid-19 en México deja cifras que prevén la llegada de tiempos complicados para todos. La economía se resiente y los sectores financieros cada semana ven desde más cerca la caída. Los países más golpeados se concentran en salvar vidas y en intentar que sus industrias nacionales sean las que menos sufran, de ahí que la demanda internacional haya descendido de forma considerable. Y el sector que más lo nota es sin duda el del turismo, que depende por completo de una movilidad que ha quedado congelada por el aislamiento obligatorio decretado en las naciones más importantes del planeta.

El Gobierno de México planteó en la primera semana del mes de abril, cuando todavía no se había iniciado la etapa de cuarentena, que la caída en la ocupación hotelera era de más del 51%, mientras que el número de asientos de avión que llevaban como destino el territorio azteca descendió en más del 24%. Aunque en Semana Santa hubo una pequeña recuperación, a pesar del vacío en muchas costas, tras ella los datos siguieron en descenso y desde la administración han decidido esperar a que el golpe se amortigüe para seguir valorando daños. Los destinos de playa son los más afectados, siendo los turistas de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe a los que más se les va a echar en falta.

Un escenario desfavorable para un mercado que representa un 8,7% del PIB estatal, según informes del INEGI, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. El sector turístico general 500.000 empleos al año y es el tercero más productivo de México. Por ello la reflotación es necesaria y muy importante, pero hasta que los repuntes del virus no salgan a la luz no se podrá llevar a cabo la famosa “desescalada”. Para el 30 de mayo podría estar planeado entrar en esa etapa en el país, aunque no es seguro. Todo depende de la evolución de la enfermedad.

Pero, a pesar de que todavía no se pueda transitar con libertad alrededor del mundo, las empresas del sector quieren encontrar soluciones desde ya. Porque aunque no lo parezca las hay. El Gobierno mexicano está tratando de ayudar lo máximo posible a las sociedades implicadas y lo hace amparándose en un dato fundamental conocido en las últimas semanas. Según un estudio de Google Travel, más del 50% de los internautas se están valiendo de la red y de las apps para planear sus futuros viajes, mientras que las agencias van cayendo hasta el 13%. Esto abre la puerta a una nueva forma de entender el negocio, al menos de forma preventiva.

¿Por qué no comenzar la recuperación a través de las opciones que puede ofrecer al turismo la era tecnológica? Para que esos viajes contratados se efectúan todavía va a tener que pasar tiempo, sin embargo, los viajes virtuales se pueden llevar a cabo en cualquier momento y sin tener que salir de casa. Solo se necesita una computadora y el interés por conocer nuevos lugares. Eso es lo que pensaron desde la Secretaría de Turismo del Estado de México y por eso se ha empezado a promover este tipo de turismo a través del portal Edomex.

En esta plataforma se pueden recorrer de forma virtual los Pueblos Mágicos de México, asentamientos con un encanto especial, que están declarados patrimonio de la humanidad y que ascienden ya a 121. En Aculco, por ejemplo, podrás observar desde tu monitor sus bellas cascadas y acantilados; en El Oro vas a tener a tu disposición toda la cultura minera de esta ciudad; en Tepotzolán vas a poder darte un paseo virtual por el Museo Nacional del Virreinato; o en Teotihuacán se te brinda la posibilidad de hacer un largo recorrido en globo, ver sus pirámides y disfrutar de la función nocturna que suelen organizar tras la llegada del atardecer.

Pero no solo el turismo más clásico es el que va a poder aprovecharse de las oportunidades que ofrece la red. Otras ramas olvidadas, pero que aportan mucho a México como el turismo gastronómico o el turismo de casinos también pueden encontrar soluciones en estas plataformas. Las catas virtuales son una buena opción para el primero, que representa un 10% del PIB turístico mexicano. Se organizan eventos y se dan referencias a los clientes para que puedan adquirir los productos y catarlos junto a otro grupo de personas. Los recorridos virtuales por los casinos de juego son la solución para el segundo y hay más de 400 en todo el territorio. Así completan la función de entretenimiento que durante estos meses están desempeñando al completo los casinos online, y por suerte para el sector hay muchos en el mercado mexicano para surtir a todos los jugadores interesados.

Además, para hacer más fácil esta adaptación, a través de la Secretaría del Trabajo se ha fomentado la participación de personas vinculadas al mundo turístico en cursos online a través de los cuales se les intenta guiar y capacitar de cara a retomar su actividad habitual. A través de Facebook y Twitter se les dan durante estos meses nociones para que a través de internet también sean capaces de promocionar sus ofertas y animar al público a participar de sus actividades. Una ayuda necesaria en estos momentos de incertidumbre.