Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Los evangélicos, cuyo número se calcula en 30 millones en todo el país, se han propuesto apoyar los programas sociales de la Cuarta Transformación (4T), al empatar con los propósitos y las acciones que históricamente han practicado.

Por supuesto que nosotros estamos apoyando la 4T, porque va en contra de la corrupción, en contra de la violencia y estamos en favor de la honestidad, del amor, la esperanza, la fe, la honradez. Esta 4T, su fundamento está en el amor”, afirma el pastor Arturo Farela, presidente de la Confraternidad de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice).

El respaldo a la 4T no sólo es de labios. Siete mil pastores afiliados a Confraternice participan ya en algunos de los 28 programas sociales propuestos por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Desde esta semana, en las congregaciones agrupadas en Confraternice inicia el reparto de la Cartilla Moral; ya participan en Jóvenes Construyendo el Futuro; han propuesto al Ejecutivo colaborar con locales para cinco mil cajeros del Banco del Bienestar en los lugares más apartados del país donde las instituciones bancarias no llegan; asimismo expresan su deseo de aportar ideas en Juntos por la Paz, en Sembrando Vida y “en todos los programas que podamos participar”, explicó Farela, quien confirmó el interés de las asociaciones religiosas por obtener concesiones de radio y televisión, para lo cual han tenido ya reuniones con funcionarios de Gobernación.

"Algunos dicen que somos los soldados de la 4T. Que somos el ejército de la 4T. Nos pueden llamar como quieran, pero no somos empleados (del gobierno federal). Somos súbditos de Jesucristo. Y nada más (...) La Cuarta Transformación es un movimiento social que incluye a las iglesias, donde estamos colaborando las iglesias miembros de Confraternice y no sé cuántas iglesias más”, indicó.