Foto: www.tribuna.com.mx
Foto: www.tribuna.com.mx
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Al menos 13 millones de dólares fueron transferidos de Odebrecht, durante la gestión de Enrique Peña Nieto, a cuatro empresas mexicanas, a través de dependencias federales y gobiernos estatales.

Estos 13 millones de dólares son distintos a los 10 millones de dólares que pagaron entre 2012 y 2014 al ex director de pemex, Emilio Lozoya, hoy prófugo de la justicia.

De acuerdo con una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI), publicada por el portal Animal Político, dicho monto habría sido para pagar sobornos no solo en México sino también en otros países como Ecuador y Guatemala.

De las cuatro empresas mexicanas dos fueron declaradas por el SAT empresas “fantasma” y una de ellas recibió al menos 180 millones de pesos a través de contratos hechos por dependencias federales y gobiernos estatales encabezados por “colaboradores de primer nivel” del ex presidente Enrique Peña Nieto.

Un despacho de Tamaulipas habría servido a Odebrecht para operar al menos dos de las empresas “fantasma” utilizadas por el departamento de sobornos de la constructora brasileña.

A su vez, el gobierno de México a través de dependencias federales y gobiernos estatales pagó 180 millones de pesos a una de estas empresas “fantasma” para contratar supuestos servicios de “limpieza” y “lavandería”.

La empresa en cuestión es PLC Servicios SA de CV, la cual estaba registrada ante las autoridades fiscales como “Servicios profesionales, científicos y técnicos”.

Según los contratos obtenidos por MCCI, las dos dependencias fueron el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, encabezadas en aquel entonces por Aristóteles Núñez y Luis Videgaray, respectivamente.

Los gobiernos que también pagaron servicios fueron: el del Estado de México entre 2017 y 2018, teniendo ya como responsable a Alfredo del Mazo, y el gobierno de Coahuila, con el exgobernador Rubén Moreira.

Según MCCI el gobierno del Edomex pagó a PLC Servicios 172 millones de pesos y el gobierno de Coahuila 3.8 millones de pesos.

La investigación revela que la otra empresa identificada como “fantasma” también obtuvo contratos federales. En 2015 la Comisión Federal de Electricidad (CFE), encabezaba en aquel entonces por Enrique Ochoa Reza, le pagó 10.3 millones de pesos, por servicios de limpieza que nunca se efectuaron.

A pesar de ello, la CFE asignó más contratos en forma directa a la misma empresa por casi 3 millones de pesos entre 2016 y 2017.

Los pagos de las dependencias federales a las empresas “fantasma” fueron comprobados por los contratos en poder de MCCI. La investigación completa puede consultarse en su página.