Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Cientos de personas, muchas de ellas de la comunidad francesa en México, salieron el lunes a las calles de la capital para protestar por el crimen de un empresario restaurantero francomexicano, en medio de la creciente violencia que azota a la populosa urbe.

Vestidos de blanco y con carteles que decían “Basta de impunidad”, los manifestantes caminaban en silencio rumbo a la embajada de Francia exigiendo justicia por la muerte de Baptiste Lormand, cuyo cuerpo fue hallado el fin de semana junto con el de un socio en un desolado paraje de los suburbios de Ciudad de México.

Con hashtags como #TodosSomosBaptiste, la marcha fue convocada en redes sociales con la petición a los asistentes de llevar flores y velas. “El clima de inseguridad que impera en la CdMx y en el país aleja a inversionistas, destruye familias, empresas y la economía”, escribió un usuario de Twitter identificado como ToniSierra.

En su camino, el grupo hizo una breve escala frente al negocio de Lormand, un colorido restaurante de platillos típicos mexicanos ubicado en el exclusivo barrio Polanco. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió en su rueda de prensa diaria que se castigaría a los responsables.

Según las autoridades capitalinas, la muerte del empresario, de 45 años, se debió a un intento de robo de botellas de licor que también se dedicaba a comercializar y dijeron que un sospechoso había sido detenido.