Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) no ha tenido afectaciones mayores, luego de la desconexión de la Red Nacional de Impulso a la Banda Ancha (Red NIBA), que dotaba de conectividad a instituciones de educación superior y centros de investigación.

Sin embargo, el director general de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación de la universidad, Felipe Bracho Carpizo, aseguró que sí hay afectaciones en la calidad del servicio, por lo que la UNAM se apoya con los enlaces contratados con recursos propios, aunque son de menor capacidad.

A través de una circular, Bracho Carpizo informó a la comunidad universitaria que durante el recién concluido periodo de asueto, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dio por terminado el contrato de servicio de Internet a universidades del país.

En el caso de la UNAM, la red daba servicio a 35 sedes y campus de todo el país, cantidad que representaba 54.24 por ciento de la capacidad de conexión a Internet.

Bracho Carpizo precisó que la SCT, a través de la Coordinación de la Sociedad de la Información y el Conocimiento (CSIC), “nos informó que está en proceso de reactivar esos enlaces mediante una licitación pública y que probablemente en septiembre se restablezcan. Sin embargo es posible que tarde más".

En tanto, la máxima casa de estudios del país refirió que con la decisión del gobierno federal de dar por terminado dicho contrato, “la UNAM no ha tenido afectaciones mayores luego de la desconexión de la Red NIBA y aunque cuenta con enlaces de menor capacidad, hasta ahora mantenido el servicio con los enlaces de la propia institución”.