Foto: Posta/ Saul.García
Foto: Posta/ Saul.García
Tags:

NUEVO LEÓN.- Los medios de comunicación se enfrentan desde el pasado mes de marzo a la tarea de informar a la ciudadanía sobre la pandemia del COVID-19, muchos desde una redacción, desde un estudio de Televisión, desde una cabina de radio y desde la calle, del lugar donde se registra la noticia.

Hoy te vamos a detallar el trabajo de una reportera quien con más de 20 años de carrera, nos comparte su experiencia de su labor periodística durante esta crisis de salud que nos cambió la rutina diaria y el cual realiza día a día, junto a su equipo de trabajo.

Foto: Lucero Rdz
Foto: Lucero Rdz

Lucero Rodríguez Tamez, está por cumplir 19 años como reportera, y 22 en medios de comunicación. Ha trabajado para empresas cómo Multimedios Televisión, Milenio, Azteca Noreste, el periódico Horizonte y actualmente trabaja para Televisión Azteca México.

En entrevista para POSTA, Lucero, originaria de Monterrey, Nuevo León y quien actualmente trabaja en la Ciudad de México, nos platica su sentir y los retos de su labor durante la pandemia que acecha al mundo.

Foto: Lucero Rdz
Foto: Lucero Rdz

-¿Cuál fue tu reacción al conocer la pandemia mundial?

Nunca dimensioné que las imágenes que veíamos en televisión que sucedían en países al otro lado del mundo, nos iban a alcanzar en unas cuantos semanas.

Al principio, fue tratar de documentarme y de estudiar del tema lo más que pudiera antes de que el COVID llegara, por que Salud es la fuente que yo cubro a diario y sabía que mucho trabajo estaba por venir.

-¿Cuándo llegó el COVID-19 a México, que pensaste?

Al principio, no imaginaba que la “realidad superaría a la ficción”. Cuando todo comenzó, pensaba que aquí sería diferente, que nunca veríamos “escenas” como las que ya circulaban en redes sociales e inundaban los noticieros internacionales, pero, al ver qué era verdad, me di cuenta que había que “armarse de valor”, para aprender poco a poco, de la mano de médicos, enfermeras, pacientes, medidos de comunicación, tus jefes y tus propios compañeros, como debíamos enfrentar esta pandemia.

Foto: Lucero Rdz
Foto: Lucero Rdz

-¿Cuál ha sido tu principal reto como reportera durante esta contingencia?

Buscar contar todas las historias que pueda, siempre con precaución, con prevención y con mucho respeto hacia los verdaderos protagonistas de esta historia: los pacientes COVID-19

La línea es muy delgada entre contar una historia de forma profesional, con el corazón y que haga que la gente entienda la situación y pueda ayudar a prevenir contagios y sacar una nota “sensacionalista”, “amarillista” o “morbosa” que solo por mostrar imágenes “crudas” venda. El reto es buscar la mejor noticia, manteniendo el equilibrio y el respeto por los pacientes, el personal médico, los familiares y por supuesto, el respeto por la profesión.

-¿Tienes miedo al contagio?

¡Por supuesto! El miedo te ayuda a ser precavida, a no actuar impulsivamente, a pensar las cosas dos veces antes de hacerlas y a redoblar todas y cada una de las precauciones. He aprendido a tomar el miedo y convertirlo en respeto para que sea un impulso que me lleve a tratar de enfrentar todas las situaciones pero sin confirmarme.
Lucero Rodríguez
Foto: Lucero Rdz
Foto: Lucero Rdz

-¿Cómo es el trabajo de un reportera en esta cuarentena?

Te contaré dos experiencias

La primera: después de semanas y semanas de trámites, permisos y solicitudes, conseguimos ser el primer medio en ingresar a una Terapia Intensiva de un Hospital COVID en México.

La responsabilidad fue enorme, primero para que nos otorgaran el permiso, recibir capacitación, platicar con tu equipo para saber si ellos estaban de acuerdo y aquí entre nos, para decir “SI ENTRO”

Desde colocarse el traje especial, la mascarilla N-95, los goggles, triple par de guantes, doble para de gorro. No ver nada por que los lentes se empañan después de 5 minutos con tu propia respiración y no los puedes levantar para que se desempañen (por que por ahí puede entrar el virus), no poder respirar bien por qué después de varias horas, dentro de la mascarilla solo respiras lo que exhalas y eso hace hasta que te duela la cabeza.

Caminar entre pacientes, cuidando no tocar nada, no obstruir nada y no entorpecer nada.

Foto: Lucero Rdz
Foto: Lucero Rdz

Pensar las entrevistas para los médicos y las enfermeras y contener las inmensas ganas de llorar. Todo eso al mismo tiempo.

Y después de la nota, los nervios de que pasen los días para saber que no estás contagiada, por que pese a todos los cuidados minuciosos y las extremas medidas que los médicos nos marcaron, siempre existe un riesgo.

La segunda experiencia que quiero compartirte, es viajar en tiempos de COVID.

Tomar carretera con tu equipo, en busca de la noticia, pero dentro del carro usando cubrebocas y a veces hasta caretas. Llegar al hotel donde para que te dejen hospedar, debes presentar una carta del medio al que perteneces para certificar que no vas de placer.

Al llegar te toman la temperatura y te hacen contestar un cuestionario enorme para poder dejarte hospedar. Áreas de esparcimiento cerradas, elevadores restringidos y sana distancia en todo momento.

Y luego, salir a campo a buscar historias, sin saber si el señor que va cambiando a tu lado, pudiera tener COVID.

Sin dejar de mencionar que no puedes estar cerca de tu familia por el temor de poder contagiarlos, en caso de llegar a ser un portador asintomático.

Así trabaja un reportero en tiempos de COVID.

Foto: Lucero Rdz
Foto: Lucero Rdz

-¿Cómo trabajar con las Fake News?

Hoy en día son el pan de cada día.

Por eso nosotros tenemos la responsabilidad de tener mesura y no permitir que nos gane la “inmediatez” o querer ganar la primacía.

En un “click” ya enviste la nota que según tú es la de ocho, por que alguien la re envío o la viste en un portal, pero puede ser el final de tu carrera.

En lo personal, antes de compartir cualquier “noticia”, primero la confirmo y la te confirmo, antes de enviarla o compartirla. Recomendación que todos, periodistas o no, deberíamos seguir antes de compartir cualquier información.

-¿Cuáles son tus medias de seguridad para trabajar ?

Pues creo que las de todos. Sana distancia entre compañeros, utilizar cubrebocas y a veces hasta careta, según la cobertura.

No podemos evitar los escenarios que nos tocan cubrir, pero si podemos llegar a ellos bien “armados”.

Y llegando a casa, cambiar la ropa que se usó durante el día y los zapatos, para llevarlos directamente a lavar.

-¿Como descansas del tema del COVID-19, para desconectarte de tanta información y que no te afecte en tu vida diaria?

No se puede. No es un chaleco que te puedas quitar cuando llegas de trabajar y poner al día siguiente.

Llegando a mi casa debo estar pendiente de noticias, comunicados, boletines, envío de fotos, videos de mis fuentes, que en este caso son todas las de salud, las cuales no descansan ni en la noche ni en fines de semana.

Pero eso es parte de la vida que elegí, de la adrenalina y de la cobertura sobre todo en medio de una pandemia.

Me relajo pensando que las pandemias no son eternas y que vamos a salir de esta situación, con paciencia... como hemos salido de muchas otras.

Foto: Lucero Rdz
Foto: Lucero Rdz

-Un mensaje para los ciudadanos en esta crisis de salud

Solo les puedo decir que tengan calma, paciencia y no se desesperen. Que disfruten de cada momento, sea cual sea su realidad, siempre debemos encontrar el lado positivo. Si la vida les permite quedarse en casa con la familia, que lo disfruten al máximo, por que no todos los días se puede convivir con los que más queremos...Y que tengan mucha paciencia por que esto muy pronto pasará y todos volveremos a abrazarnos con más fuerza que antes
Lucero Rodríguez

Lucero Rodríguez, ha sido acreedora a dos premios estatales de periodismo por Nuevo León y un Premio Nacional de Periodismo, en 2007, otorgado por la Asociación Nacional de Locutores de México, por la cobertura de la explosión de la Mina Pasta de Conchos, en San Juan de Sabinas Coahuila.