Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Los Senadores por Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León, Verónica Martínez García, Ismael García Cabeza de Vaca y Víctor Fuentes Solís, respectivamente, respaldaron el llamado de los gobernadores de estas entidades al Gobierno Federal para que la frontera con Estados Unidos sea cerrada por tierra y aire.

La propuesta de los gobernadores, que respaldamos ampliamente, es que se restrinja el paso a las personas que llegan de Estados Unidos, con la finalidad de evitar contagios por Covid-19. También es importante que nuestros paisanos y connacionales no crucen la frontera en Semana Santa
Víctor Fuentes Solís

Asimismo, la Senadora por Coahuila Verónica Martínez García apoyó el anuncio del gobernador Miguel Riquelme Solís sobre la difusión de campañas de concientización para evitar que mexicanos que residen en Estados Unidos visiten a los estados fronterizos durante la Semana Santa, en particular las caravanas que se organizan para viajar a su país natal.

“En estos momentos de la pandemia del COVID-19 debemos estar conscientes que para Semana Santa muy posiblemente estaremos entrando a la fase 3, según lo ha dado a conocer la Secretaría de Salud, por lo que hacemos un llamado al Gobierno Federal a considerar acciones y campañas haciéndole un exhorto a nuestros hermanos paisanos para reconsiderar su visita a México por cuestiones de salud y seguridad”, señaló Martínez García.

En tanto, el Senador Ismael García Cabeza de Vaca puntualizó que el llamado al Gobierno Federal es más que oportuno, incluso señaló que “vamos tarde”, ya que Estados Unidos se convirtió en el país con más casos de contagio en el mundo.

“Nuestro vecino del norte ayer rebasó los 100 mil casos y ellos ya cerraron parcialmente la frontera al restringir los cruces terrestres no esenciales procedentes de México, no entendemos por qué nuestro gobierno no hace lo mismo”, dijo.

Los dos senadores y la senadora acotaron que el exhorto respetuoso a las autoridades federales es el cierre de la frontera a personas, no al comercio, y se dijeron preocupados por las cifras discordantes de casos en los estados fronterizos de México en comparación con los de Estados Unidos.

Ayer, en un pronunciamiento conjunto, los gobernadores de Nuevo León, Jaime Rodríguez; de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, y de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, advirtieron que ninguna medida que se tome a nivel regional será efectiva si no hay un control sanitario en los cruces fronterizos.