Foto: Archivo.
Foto: Archivo.
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sigue sin discutir y resolver la validez de las candidaturas plurinominales al Senado del ex jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa y el líder minero Napoleón Gómez Urrutia, postulados por los partidos Acción Nacional y Morena, respectivamente, situación que podría derivarse de razones políticas y no judiciales.

A poco más de un mes de las elecciones, las candidaturas de ambos personajes generaron polémica no sólo por su reconocimiento público, sino porque para algunos de los integrantes de sus partidos son no son elegibles pues mientras Mancera violaría el artículo 55 que prohíbe a los jefes de gobierno postularse como candidatos para el Poder Legislativo por la Ciudad de México durante su periodo de mandato, Gómez quebrantaría el artículo 32 que impide a los ciudadanos con doble nacionalidad llegar al Senado de la República.

Para Julio Jiménez, académico de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle, el motivo del retraso es más político que de proceso, ya que al tratarse de dos personajes con mucho peso en el panorama nacional, el cabildeo para mantener o tirar sus candidaturas es intenso, pero no necesariamente en foros públicos.

“Esta tardanza en su resolución tiene fines políticos, tiene la finalidad de no restarle puntos a la campaña de quien encabeza las encuestas (Andrés Manuel López Obrador), si en estos momentos se confirmaran ambas candidaturas generaría un escenario de distracción como en estos momentos está ocurriendo con Nestora Salgado”, dijo el especialista.

Añadió que no hay un plazo legal para dictar sentencia, pero hay indicios de que será hasta las primeras semanas de junio cuando se dicte sentencia en estas dos impugnaciones, las cuales debería ser para ratificar ambas candidaturas.

En el caso de Mancera Espinosa, la polémica radica en que si puede ser o no senador plurinominal ya que no va a competir por la Senaduría de la Ciudad de México, si no por la Lista Nacional de los plurinominales; esto debe de ser interpretado por los magistrados de la Sala Superior para ver si se está violando, o no, el artículo 55 constitucional.