Foto: Archivo
Foto: Archivo
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante la conferencia sobre la situación de México y la pandemia mundial por el nuevo coronavirus, el Dr. Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud en México informó que México ya tiene un Estado en semáforo verde.

Campeche es el primer Estado de México que llega a semáforo verde lo cual significa que tiene la menor tasa de casos de COVID-19.

Por otro lado en el mapa epidemiológico de México aún siguen 15 Estados en color naranja o riesgo alto, entre estos Nuevo León.

Así mismo hay 16 Estados en color amarillo o como lo han llamado “esperanza”, lo que significa que si siguen las medidas de salud probablemente podrían bajar a color verde.

En la presentación del mapa epidemiológico se pidió que cualquier persona con un caso o síntomas de coronavirus, debe informar a autoridades de salud, así como a las personas con las que haya convivido dos días antes de los síntomas para poder controlar el virus.

El Dr. Hugo López Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud en México consideró que en el caso de Campeche, se deberá tener conciencia, guardad calma y ser prudentes ante las medidas que se podrían rebajar como volver a clases o regresar a actividades sociales y culturales, esto ante las fechas de climas fríos que se avecinan.

La medida fue posible porque este estado lleva 12 semanas con un retroceso de los casos, pero subrayó que es “importante mantener la prudencia” y se pronunció por no reabrir todavía las escuelas.

“Sería más prudente esperar, no apresurar la apertura de los recintos escolares porque estamos empezando la temporada de influenza", indicó.

La vuelta a la escuela es el principal indicador del “semáforo verde”, el más laxo de los cuatro colores de alerta epidemiológica implementados en el país, pero las autoridades educativas están siendo muy cautelosas al respecto y han indicado que las clases a distancia se mantendrán, aun en verde, y que los padres podrán decidir si mandar a sus hijos a las escuelas o no, aunque ya estén abiertas.

De hecho, el gobernador de Campeche, Carlos Miguel Aysa, ya había adelantado el jueves que aunque les dieran la luz verde, no se iban a reanudar las clases presenciales.