Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Desde el primer día que LeBron James tomó un balón de básquetbol, solo quiso emular a Mike.

James y sus amigos más cercanos idolatraban a Michael Jordan mientras crecían juntos en las canchas callejeras de Akron. Mientras transformaba en una promesa del deporte, capaz de dar el salto de la secundaria a la NBA como primera selección del draft, James estudiaba, imitaba y se inspiraba profundamente con los enceste de Jordan que daban mucho que hablar, su ‘fadeaway’, su impetuosa competitividad — incluso los pequeños detalles de la manera cómo Jordan usaba sus zapatillas y pantalones cortos.

James se puso el número 23 en la espalda tan pronto como pudo hacerlo en el décimo grado de secundaria.

"Él era todo", dijo James.

Jordan también admiró el juego de James durante muchos años.

"Quiero felicitar a LeBron por llegar a otro gran hito durante su increíble carrera", dijo Jordan en un comunicado enviado el jueves a The Associated Press a través de su portavoz Estee Portnoy.

Cuando James rebasó el miércoles por la noche el total de puntos de Jordan en su carrera, lo hizo en un par de Nikes que decían "Gracias M. J." escrito en los costados. Ese homenaje no describe todo lo que el brillo de Jordan significó para un muchachito que soñó con una mejor vida jugando con una pelota.