ESTADOS UNIDOS.- Servicio de jets privados, un mayordomo personal o una cena con la exestrella de los Patriots Rob Gronkowski para terminar el fin de semana del Super Bowl. De legendarios clubes nocturnos a fiestas privadas, ningún otro lugar ofrece a los ricos y famosos como lo hace la glamurosa Miami.

Los hoteles, clubes nocturnos y restaurantes más lujosos de la ciudad están ofreciendo paquetes extraordinarios para atraer a grandes derrochadores que buscan pasarla bien. Un paquete incluye un crucero de cuatro días en un yate privado por el Caribe después del juego y que cuesta 720.000 dólares.

Sam Soni de Location Experiences indicó que el mejor paquete del Super Bowl el año pasado en Atlanta tuvo un costo de 17.500 dólares. Este año los paquetes más lujosos van de los 20.000 a los 35.000 dólares e incluyen boletos para el juego, una fiesta previa y un espectáculo con el cantante Darius Rucker, así como la oportunidad de compartir con leyendas del fútbol americana como Dan Marino y Marcus Allen.

“Hemos visto ventas sin precedentes para ese producto”, comentó Soni. “Realmente es un evento de tres o cuatro días para la mayoría de nuestros clientes. En Miami las opciones de entretenimiento y clima ciertamente juegan a favor”.

Miles de aficionados viajarán a Miami sólo por el ambiente. Ni siquiera entrarán al estadio.

“Muchas fiestas en toda la ciudad”, dijo David Grutman, dueño y socio de varios de los clubes y restaurantes más exclusivos en South Beach como LIV, Story y Swan.

“Miami por si sólo siempre es extravagante, le agregas el Super Bowl encima de todo eso y tienes la receta perfecta para la decadencia y extravagancia”, añadió.

Estos son algunos de los paquetes más extravagantes para los grandes derrochadores.