Foto: Twitter.
Foto: Twitter.
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Los Packers de Green Bay, de la mano de Aaron Rodgers, vinieron de atrás para llevarse una sensacional victoria sobre los Lions de Detroit por 23 a 22 en el juego que marcó el cierre de la semana 6 de la NFL ayer.

No hay duda, con Aaron Rodgers nunca se sabe que puede pasar y hacer en un juego y lo volvió a demostrar en el mítico campo del Lambeau Field donde hizo de todo para rescatar a su equipo.

El estelar pasador de los Packers de Green Bay le sacó un juego cardiaco a los Leones de Detroit, para afianzarse en la cima de la división Norte de la Conferencia Nacional.

Un gol de campo con dos segundos por jugar de Mason Crosby consumó la remontada de unos Packers, que a pesar de no haber dado un gran partido, tienen el arma secreta para cortar una seguidilla de dos derrotas consecutivas en casa ante los Leones.

La visita llegó a sacar ventaja de 13-0, pero sobre el final de la primera mitad los Packers respondieron con diez puntos en fila para meterse en la pelea.

Rodgers terminó con 24 pases completos para 283 yardas, dos touchdowns y una intercepción, respaldado por las 104 yardas terrestres de Jamaal Williams.