Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El próximo domingo 2 de febrero se vivirá una edición más del Súper Tazón, en el que se enfrentarán Jefes de Kansas City y 49ers de San Francisco, equipos que pueden presumir de haber tenido en sus filas a uno de los mariscales de campo más grandes en la historia de la NFL, como lo fue Joe Montana.

El legendario quarterback dividió su estancia en la Liga entre estos dos equipos, aunque sus sus mejores años los vivió con los gambusinos, hasta su partida con la “tribu”, equipo con el que se retiró en 1994.

El actual miembro del Salón de la Fama comenzó su trayectoria en 1979 con San Francisco, en donde estuvo por más de 14 temporadas, en las cuales consiguió cuatro anillos de Súper Tazón (1981, 1984, 1988 y 1989) y fue nombrado tres veces Jugador Más Valioso (MVP).

Sin embargo, una lesión en el codo lo mantuvo alejado de los emparrillados en 1991 y 1992, lo cual le abrió la puerta a otro legendario como lo fue Steve Young, situación que lo llevó a solicitar su cambio a otro equipo.

Para 1993, Joe Montana llegó a la franquicia de Kansas City y a pesar de las múltiples críticas que recibió debido a su edad y su lesión en el codo, condujo a su equipo a ganar su división después de 25 años de no hacerlo; en playoffs, estuvieron a nada de regresar al “Juego Grande” de la NFL, pero cayeron ante Bills de Buffalo.

En su última campaña en la NFL, la de 1994, Montana y sus Chiefs lograron entrar a postemporada, pero fueron eliminados por los Delfines de Miami comandados por Dan Marino, al que Montana enfrentó en su segundo Súper Tazón, en la temporada de 1984.

Para el Súper Tazón LIV en Miami, el legendario pasador, de 63 años de edad, estará en primera fila para ver el enfrentamiento entre sus únicos dos equipos en la NFL.