Tags:

TEXAS.-El dueño de los vaqueros de Dallas, Jerry Jones, opinó que la NFL no puede dar la impresión de que tolera las faltas de respeto de sus jugadores a los símbolos nacionales, y que cualquier integrante de su equipo que incurra es esos actos serán suspendidos.

Los comentarios emitidos por Jones el domingo por la noche son los más duros que se han pronunciado durante la controversia en torno a la protesta de los jugadores durante el himno nacional.

Los Cowboys, incluido Jones, se arrodillaron, codo a codo, antes de que se ejecute el himno hace dos semanas en un partido en Arizona. Días antes, el presidente Donald Trump había insultado a los jugadores de la liga que no se ponían de pie para escuchar el himno y había exigido que la NFL los despidiera.

Jones, su familia y los jugadores permanecieron de pie en aquella ocasión, en cuanto comenzó un sonar la música.

Salvo por ese gesto, los jugadores de Dallas han escuchado el himno pie a un costado del terreno, muchos con la mano en el pecho, desde la temporada pasada, cuando Colin Kaepernick, quarterback de los 49ers, comenzó a arrodillarse en protesta por lo que consideró abusos policiales contra las minorías en el país.

Jones dijo que no estaba al tanto de sí mismo de sus jugadores había elevado un pozo al final del himno en el partido ante Green Bay.