Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Katie Sowers es una chica originaria de Kansas que tiene 33 años, y desde pequeña eligió al futbol americano como su deporte.

Hoy es entrenadora asistente a la ofensiva con los 49ers de San Francisco, para convertirse en la primera mujer coach en un deporte dominado por hombres.

A los ocho años comenzó su carrera como jugadora del deporte de las tacleadas, y participaba en equipos de hombres, siendo una jugadora destacada por su dedicación y gran inteligencia en el terreno de juego.

Pero en 2016 una lesión en la cadera acabó con su carrera como jugadora, pero no con sus sueños de seguir en el deporte que tanto ama.

Ese mismo año se incorporó como coach asistente del campo de entrenamiento con los Atlanta Falcons, y con eso se convirtió en la primera mujer abiertamente homosexual en la NFL.

La NFL tradicionalmente se caracteriza por su alto nivel de masculinidad, pero eso no fue impedimento para que Katie Sowers demostrara su gran visión para armar esquemas ofensivos, leer a las defensivas rivales y convertirse en líder del grupo ofensivo de los 49ers.

Y por si fuera poco, se declaró lesbiana y miembro en activo de la comunidad LGBTTT.

Cuando no está haciendo su trabajo como entrenadora, Katie participa en campañas de empoderamiento femenino dentro del deporte, así como visibilidad de la comunidad LGBTTTIQA dentro de su ámbito profesional.

Katie Sowers en un pequeño poblado de Kansas, llamado Hesston, y desde niña estuvo ligada a los Chiefs, rivales de los 49ers en el Super Bowl LIV.

Pero su amor por los Jefes no le impidió llegar a los 49ers en 2017, y desde entonces se ganó el cariño de la afición californiana.

Sowers no es la primera mujer que forma parte de un staff de coacheo en la NFL, pues Kathryn Smith estaba en el cuerpo de entrenadores de los Bills en 2016, aunque nunca llegó a un super domingo.

Hoy Katie es admirada por millones de fans de los 49ers, y está a una victoria de convertirse en la primera mujer con un anillo de campeones y parte de los dueños del trofeo Vince Lombardi.