Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Pese a iniciar la temporada 2016 sin su hombre insignia, el quarterback Tom Brady, Patriotas de Nueva Inglaterra se mantuvo con paso firme para alcanzar el Súper Tazón LI, que disputará ante Halcones de Atlanta en el NRG Stadium de Houston, Texas, este domingo.

Los “Pats” prescindieron de Brady en las cuatro primeras semanas de actividad debido a su supuesta participación en el “deflategate”, situación que impidió al pasador tomar parte en el arranque de campaña, pero que no fue pretexto para que el equipo jugara con autoridad.

Con Jimmy Garoppolo en los controles, Nueva Inglaterra debutó con triunfo de 23-21 sobre Cardenales de Arizona, lo cual le sirvió de impulso para mostrarse ante su afición en la semana dos en el Gillette Stadium, con victoria de 31-24 sobre Delfines de Miami.

En la tercera semana ligó otro resultado favorable en contra de Texanos de Houston (27-0), y desde entonces hizo de Fóxboro una aduana prácticamente infranqueable que, a la postre, se convertiría en una de sus “cartas fuertes” para instalarse en el Súper Tazón.

Cuando todo parecía ir viento en popa para los "Pats", vino su primer gran revés de la campaña, cuando perdieron a Garoppolo en la semana dos por lesión y tuvieron que confiar en Jacoby Brisett, su tercer pateador.

Pese a los esfuerzos del novato, Nueva Inglaterra se fue con marca de 1-1 durante su breve paso como titular y su primer revés fue un 0-16 que hizo al entrenador en jefe, Bill Belichick, voltear a ver el calendario en espera del regreso de Brady.

Para el quinto partido de la temporada, el mariscal californiano tuvo una reaparición triunfal ante un endeble Cafés de Cleveland (33-13), que poco pudo hacer para evitar que Brady se luciera con tres pases de anotación para 406 yardas, con 28 envíos completos de 40 intentos.

La reincorporación del veterano sirvió para que Patriotas adquiriera confianza y se aferrara a la cima de la División Este en la Conferencia Americana (AFC), pues luego de apalear a Cleveland hizo lo propio con Bengalíes de Cincinnati (35-17), Acereros de Pittsburgh (27-16) y Bills de Buffalo (41-25).

Tras descansar en la semana nueve, para la 10 Nueva Inglaterra tuvo que volver a poner “los pies en la tierra” al sufrir un descalabro de 24-31 ante Halcones Marinos de Seattle, que frenó el hasta entonces buen accionar de Brady, al no permitirle pases de anotación en su propio feudo.

El revés ante el equipo “emplumado” sirvió para que los pupilos de Belichick corrigieran errores y supieran manejar de mejor forma los resultados favorables, los cuales se consolidaron de manera ininterrumpida desde la semana 11 hasta la 17.

Ya instalado en la postemporada como el mejor equipo de la AFC, con marca de 14-2, Nueva Inglaterra se aseguró descansar para la ronda de comodines y librar las siguientes contiendas en su fortaleza, en Fóxboro.

Pese a su buen cierre de campaña, Texanos de Houston (34-16) no pudo frenar el poderío de Brady y compañía en la ronda divisional, y con ello completaron el trámite rumbo al “Súper Domingo” de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) con victoria de 36-17 ante Acereros de Pittsburgh, en el juego de campeonato de la AFC.

Con este impulso ganador, Patriotas buscará conquistar su quinto trofeo Vince Lombardi ante Halcones de Atlanta, en partido a celebrarse este domingo en punto de las 18:30 horas, tiempo del este de Estados Unidos, 17:30 del centro de México.