Foto: Notimex
Foto: Notimex
Tags:

NUEVO LEÓN.- Tanto los discursos oficiales respecto a la atención de la inmigración, como la polarización del tema en las redes sociales, hacen parecer que el fenómeno corresponde a la época actual, sin embargo México siempre ha sido receptor de miles extranjeros, que muchas veces pasan a ser parte de su colectividad.

Nuevo León no es la excepción, siempre ha sido un lugar de paso para los migrantes que buscan llegar a Estados Unidos, con la diferencia de que cada vez son más los que se quedan a vivir, en específico, en la Zona Metropolitana de Monterrey.

Así mismo, cientos de personas se integran cada año al mercado laboral de la entidad, ya sea formal o informal, contribuyendo al cambio poblacional.

Especialistas coincidieron en que el paso de personas migrantes no es un suceso de este período en Nuevo León, ya que el fenómeno data de décadas atrás, no obstante, admitieron que su permanencia sí es una situación distinta a la que la sociedad local se están adaptando.

“El año pasado teníamos contabilizadas 3 mil 500 personas que de alguna manera se habían acercado a la asociación. Eso es solamente nosotros. Yo creo que sí ha aumentado de un 100 a un 150 por ciento en este momento
Guadalupe Friné Lucho González

La asociación de apoyo a personas migrantes es dirigida por Daniel Treviño y en ella también colabora el especialista, Francisco de Jesús Cepeda Rincón, quien aclaró que la diferencia no fue en la gente que se atendió sino en la gente que quiso iniciar su gestión de permiso de refugio.

“Es la gran diferencia, porque el primer año vinieron yo creo que como 50 personas a hacer un trámite y luego aumentó a 100 y ahora va en 200; del año pasado que fueron como 120 en total los que hicieron un trámite Y ahorita lo que va del año son 200”, especificó Francisco de Jesús Cepeda Rincón.

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Migración, de enero a mayo de 2019 se han emitido en el país, 23 mil 321 Tarjetas de Visitantes por Razones Humanitarias (TVRH), destacando las personas extranjeras procedentes de El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Colombia y Venezuela.

Una década atrás, en 2009, en Nuevo León se entregaron 156 resoluciones favorables para permanecer en México como inmigrante, otorgadas en el marco del Programa de Regularización Migratoria, a la vez que se registraron 237 eventos de extranjeros alojados en estaciones migratorias.

En todo el 2018 el INM concedió 186 Tarjetas de Visitantes por Razones Humanitarias (TVRH) en la entidad, mientras que de enero a mayo de este año, se han entregado 132, de las que 118 han sido para ciudadanos venezolanos.

De enero a mayo del presente año el INM en Nuevo León ha entregado 903 Tarjetas de Residente Temporal (TRT), mil 221 renovaciones de TRT y 27 renovaciones de Tarjetas de Residente Permanente (TRP).

La organización dirigida por Daniel Treviño brinda distintos tipos de apoyo a las personas migrantes, 99 por ciento varones, que generalmente provienen de Honduras, El Salvador y Guatemala, y acuden a pedir asesoría para trámites migratorios y hasta para laborar en la Zona Metropolitana de Monterrey.

“Una de las problemáticas que existen es que en realidad el trámite (para trabajar legalmente) tiene que hacerse cuando la persona está en el extranjero”, comentó Francisco de Jesús Cepeda Rincón.

La diferencia entre hace algunos años y la actualidad, es que los empresarios y comerciantes también se están acercando para inscribir su empresa en el listado de opciones para dar trabajo a los extranjeros refugiados.

“Nos han llegado aquí las empresas y nos dicen que tienen interés de formar parte del listado de empresas que pueden contratar personas extranjeras por el Instituto de Migración. Sí se está generando esa conciencia y esa búsqueda también de otros trabajadores, porque ya tal vez ya la mano trabajadora local no es suficiente”, comentó Guadalupe Friné Lucho González.

El sociólogo y especialista en demografía, José Alfredo Jauregui Díaz, consideró que la llegada a México y al Estado de personas migrantes provenientes de Centroamérica es un fenómeno histórico, cíclico, que ha tenido picos altos como sucedió en las décadas de los 80s y 90s. Como ha sucedido ahora.

“Es cíclico. Se dio el momento (ahora), tal vez porque las caravanas alentaron este proceso de tránsito o lo hicieron más visible.

Pensemos que en la década de los ochentas, principios de los noventa, las redes sociales no existían y no eran tan importantes”, apuntó el profesor investigador en el Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Autónoma de Nuevo León
José Alfredo Jauregui Díaz

No hay estadísticas precisas sobre los flujos que vienen de Centroamérica, advirtió, la única estadística que se ha tenido históricamente son las que muestran los detenidos en México, las cuales son muy variables porque responden a la política que se esté aplicando en México.

Jauregui Díaz ha analizado la razón por la que la ZMM es tan atractiva para los extranjeros indocumentados, junto con Guadalajara y Ciudad de México.

“Somos uno de los principales proveedores de empleo del país, de diferentes tipos, calificados y no calificados.

“Nada más es darte una vuelta por los parques industriales o por las zonas industriales aquí en Monterrey. Siempre hay vacantes. Pero, son trabajos precarios y muy mal pagados, que nadie quiere hacer. Esos trabajos son muy pocas personas que los hacen”, afirmó.

Sin embargo, para las personas migrantes es difícil encontrar un trabajo establecido en dichas empresas, señaló, y por lo regular se emplean de manera informal en la construcción o bien, se dedican a pedir en las calles.

Algunos otros, agregó el especialista, consideran que la ZMM es un buen lugar para tomar un descanso mientras que retoman su viaje a la frontera.

Philippe Stoesslé, investigador y especialista en migración, catedrático de la Universidad de Monterrey, asintió en que la ZMM ya es un lugar de elección para vivir para los extranjeros indocumentados.

Dijo que dicha situación ha dado un giro en los últimos años, tanto que las casas de migrantes en conjunto con el Gobierno Estatal se han dado a la tarea de formalizar un programa con empresas solidarias y éticas, en donde la gente migrante podría trabajar.

“Pero tradicionalmente la gente llega y busca empleo aquí sí ya conoce a gente, pues a veces los compañeros los meten a trabajar en cosas muy diversas, no tanto en sectores privados como empresas.

“Pero también directa o indirectamente para el Estado, para los municipios, por ejemplo. Obviamente no de manera regular, pero sucede”, precisó Philippe Stoesslé.

El investigador de la UdeM ha documentado que las personas migrantes que llegan a la ciudad en busca de trabajo, también logran ocuparse cuidando niños, personas mayores o en labores de limpieza, mantenimiento y como ya se comentó, en la construcción.

La política del Gobierno local a cargo de Jaime Rodríguez Calderón es muy cambiante, admitió, “cuando le conviene sí es (responsabilidad) de aquí de Nuevo León, pero cuando hay algo que se le pide, como apoyo, pues dice que le corresponde a la Federación, entonces es una forma de lavarse las manos”.

Agregó que siempre han existido empresas solidarias, pero se enfrentan al dilema de que al emplear a personas migrantes estarían fuera de la ley y en los últimos años hay más apertura a ello, aunque aclaró, las vacantes se destinan a las personas que obtuvieron una visa por razones humanitarias o que ya tienen algún tipo de permiso para residir en México.

En realidad la cantidad de personas centroamericanas que llegan a la entidad no es destacable comparado con sus 4 millones y medio de habitantes, aseguró Philippe Stoesslé, además de las 100 mil personas que llegan anualmente de otros estados.

Estimó que la cuestión sería si el Estado tiene la capacidad de vivienda, infraestructura y de créditos públicos, para que no sean personas que vivan en condiciones poco dignas.

Otro punto importante a considerar, agregó, es la interculturalidad

Que es reconocerme a mí mismo en el otro y si viene de fuera, es él quien debe de hacer un trabajo de integración y aceptación de las reglas sociales de la sociedad de acogida, pero también es necesario que la sociedad de acogida haga un paso hacia las demás personas para evitar segregación, degradación que a mediano o largo plazo, forzosamente provocará problemas sociales mayores y eso lo digo no solamente para extranjeros, sino también para personas de otros estados de la República
Philippe Stoesslé

En últimas fechas se ha dado un cambio más en el tránsito de las personas extranjeras indocumentadas, declaró el director de la casa de migrantes Casanicolás, el párroco Luis Eduardo Villarreal Ríos, derivado del último acuerdo entre México y Estados Unidos.

“Ante las reacciones de Estados Unidos, con el chantaje comercial de los aranceles, pues puso en evidencia la dependencia de México de la política estadounidense.

“Los que la tienen a pagar son ellos, no los quieren Estados Unidos, no los quieren de México, salen huyendo de su país y a dónde van”, describió.

Independientemente de la nueva política establecida por el Estado, Villarreal Ríos confirmó que entre el 65 y el 70 por ciento de los migrantes que pasan por el albergue, hablan de quedarse en la ZMM.

Este jueves el Gobierno del Estado firmó un convenio con la agencia de la ONU para ofrecer servicio médico a las personas refugiadas, a través del Seguro Popular.

Shaint Der Megerditchain, Alto Comisionado de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), indicó que a nivel nacional en lo que va del año se han atendido más de 31 mil casos de solicitantes provenientes de Centroamérica y que han salido de sus países huyendo de la violencia.