Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

NUEVO LEÓN.- Desde mediados de marzo, con la pandemia por el COVID-19, el consumo de agua potable creció y los niveles de las presas se pusieron en niveles críticos, dijo Gerardo Garza, Director de Agua y Drenaje de Monterrey.

Por esa razón, la empresa redujo el suministro de agua en planteles educativos y el uso para riego de jardines en la zona metropolitana.

Pero con “Hanna”, los niveles de las presas El Cuchillo y La Boca, mejoraron.

Dijo que “Hanna” trajo volúmenes suficientes en las presas La Boca y El Cuchillo. Se calcula con este registro la zona metropolitana asegura un servicio para los próximos meses.

“Cerro Prieto se quedó en un nivel crítico; está muy bajo para ser la temporada en la que estamos. Estamos reduciendo el caudal de extracción para la ciudad”.