Foto: Archivo
Foto: Archivo
Tags:

NUEVO LEÓN.- El Consejo Nuevo León reportó que la entidad pasó en menos de un año del quinto al tercer lugar nacional en violencia familiar, situación agravada por la pandemia sanitaria y el hacinamiento social ocasionados del Covid 19. Y podría repuntar, conforme se dé la reactivación económica.

Así lo dio a conocer Osvaldo Morales González, director del Observatorio de Seguridad y Justicia del Consejo, al presentar el Análisis delictivo sobre la Violencia de Pareja, en el que se estableció las causales que motivan las agresiones físicas dentro del seno familiar,

En base de a los datos recibidos a través de la Fiscalía General del Estado, de agosto del 2019 a julio del 2020, el promedio mensual de carpetas de investigación por violencia familiar es de 315 por cada 100 mil habitantes, lo que ubica a la Nuevo León como el tercer estado con mayor incidencia de este delito.

Por municipios, la alta concentración de carpetas de investigación se da ya no en la zona metropolitana de Monterrey sino en los municipios conurbados, explicó Morales González.

Los municipios con mayor concentración de carpetas de investigación por violencia intrafamiliar son Pesquería en primer lugar, seguido de El Carmen, Melchor Ocampo, García y en quinto lugar Salinas Victoria, además de Aramberri, General Terán, Marín, General Zuazua, Juárez General Escobedo y Cadereyta Jiménez.

Como causales de la violencia familiar, los investigadores destacaron el bajo nivel económico de los agresores y las victimas, el hacinamiento, la reiterada repetición de patrones conductuales (procedencia de familias con violencia previa), consumo de drogas y alcohol.

Por su parte, Rosario Pacheco Leal, directora de Alternativas Pacificas, asociación civil que opera la red de refugios Puerta Violeta menciona que de enero a marzo del 2020, disminuyó la asistencia de mujeres que buscaron protección de sus agresores, y durante los meses del hacinamiento obligatorio, las agredidas aprendieron a no molestar a sus parejas para evitar mas golpes o situaciones de violencia.

Sin embargo, explicó, conforme se reactive la economía, se ha apreciado un aumento en la petición de refugio de más mujeres.