Tags:

NUEVO LEÓN.- “Tal como lo advertí, el caso de Jaime Rodríguez Calderón entró en un laberinto judicial del que saldrá, con suerte, hasta 2021, lo que le permitirá concluir con su periodo”, expresó el Senador Víctor Fuentes tras conocerse que la Suprema Corte le dio trámite a la controversia constitucional presentada por el Gobernador de Nuevo León.

Fuentes Solís declaró: “al Bronco le veo muchas ganas de litigar en lugar de gobernar; por dignidad y generosidad debería renunciar”, dijo. Y recordó, sin ser el caso, el artículo 106 de la Constitución del estado de Nuevo León “es muy tajante y muy claro cuando establece las causas por las cuales el gobernador puede ser removido y que son fundamentalmente dos: traición a la patria y la comisión de delitos graves”.

El legislador federal apuntó que la Corte admitió la controversia constitucional contra el Poder Legislativo del Estado de Nuevo León debido a que, de manera preliminar se advierte que el acto impugnado no es propiamente electoral, ni constituye en estricto sentido el cumplimiento de un fallo. “La Corte aprecia que el Congreso local no tiene la razón jurídica para imponer una sanción de la naturaleza que pretendía”.

Expresó además que, aunque existan dudas razonables, a Jaime Rodríguez no se le puede remover por corrupción ya que el delito es grave apenas hace unos meses, a partir de una reforma constitucional del Congreso de la Unión. “La Corte ha concedido una suspensión provisional hasta que el medio de control constitucional presentado sea resuelto”.

“Por todo ello, sería mucho más digno y sobre todo hablaría de la gran generosidad que esperemos todavía tenga el señor Gobernador, que presentara su renuncia. Entre tribunal y tribunal y entre abogado y abogado, Jaime Rodríguez no podrá ejercer el poder público, como no lo ha hecho hasta ahora, en beneficio del interés general ”, concluyó.