FOTO: Policía de Monterrey
FOTO: Policía de Monterrey
Tags:

NUEVO LEÓN.- Cuatro hombres fueron detenidos en flagrancia por oficiales de la Policía de Monterrey, en el momento de sorprenderlos ocasionando daños a una cortina metálica, ya que intentaban ingresar a una bodega de una institución bancaria.

Los presuntos, quienes residen en Saltillo, Coahuila, fueron identificados como Jesús L., de 32 años y Damian L., de 27 años, quienes son hermanos, así como su primo Luis Gerardo L., de 20 años, y Alejandro L., de 40 años de edad, quien es amigo de los tres antes mencionados.

Los hechos fueron registrados en el cruce de las Avenidas Los Ángeles y Guerrero, a las 04:45 horas, donde se ubica la institución bancaria Banamex.

Los elementos de la Policía de Monterrey, realizaban labores de prevención y vigilancia cuando observan a cuatro masculinos dañando la cortina metálica de la bodega del área de transformadores del banco.

Ante dicha acción se aproximan inmediatamente, para ver lo que sucedía por lo que tres de los presuntos salen corriendo al ver la presencia de la unidad policiaca.

FOTO: Policía de Monterrey
FOTO: Policía de Monterrey

Los uniformados municipales descienden de inmediato de la unidad y logran capturar a uno de los masculinos que tenía en su mano una herramienta llamada cizalla, misma con la que ocasionó daños a la cortina metalica.

Posteriormente tres de los presuntos corren para tratar de huir, abordando un vehículo tipo eco taxi en color amarillo y con placas de circulación B581DEA del Estado de Coahuila.

Mientras que otro de ellos se sube a otro auto de alquiler con metálicas B011DAF, del Estado de Coahuila.

En esos momentos ambos vehículos intentan huir, por lo que las unidades policiacas les cierran el paso para evitar que escaparan, logrando la detención de los presuntos.

FOTO: Policía de Monterrey
FOTO: Policía de Monterrey

Las autoridades realizan las investigaciones sobre los masculinos que trataban de robar para ingresar a la bodega de la institución bancaria.

Los detenidos fueron trasladados a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey, en donde quedaron a disposición del Ministerio Público por los delitos que resulten.